sender.jpg
Ramón J. Sender. Foto http://www.biografiasyvidas.com/
Ramón José Sender Garcés
, escritor, periodista y profesor, conocido como Ramón J. Sender. Nació en Chalamera (Huesca) en 1901 y murió, exiliado, en San Diego (Estados Unidos) en 1982 a los 80 años de edad.
De espíritu rebelde y autodidacta, se sintió siempre atraído por la ideología del anarquismo. Sus libros, constituyen una obra extensa y de calidad, que han convertido a Sender en un clásico de la literatura española del siglo XX. Le concedieron en 1969 el Premio Planeta por la obra “En la vida de Ignacio Morell”.
Familia
Su madre era maestra y su padre secretario de ayuntamiento. Tuvo varios hermanos. Su hermano Manuel, antiguo alcalde de Huesca, fue fusilado por los golpistas de la Guerra Civil. Se casó con Amparo Barayón que también fue asesinada por los golpistas durante la Guerra Civil, con la que tuvo un hijo y una hija. En el exilio en Estados Unidos se volvió a casar y tuvo otros dos hijos, pero acabó divorciado.
Formación
Pasó su infancia en los pueblos aragoneses de Chalamera, Alcolea de Cinca y Tauste. A los diez años comenzó el bachillerato como alumno libre y se examinaba en un Instituto de Zaragoza. Más tarde, su padre lo envió al internado de los frailes de San Pedro Apóstol de Reus. Pasó dificultades para proseguir sus estudios por la enemistad que tenía con su padre. En Madrid intentó estudiar Filosofía y Letras, pero abandonó y optó por formarse como autodidacta.
Docencia
Durante su exilio fue profesor de Literatura en la Universidad de San Diego (California) (Estados Unidos).
Estancia en Madrid
Cuando acabó el bachillerato, en 1918 se escapó a Madrid, en donde falto de recursos, vivió como un vagabundo, pero acudía diariamente al Ateneo a leer y escribir.Se inició en la literatura, elaborando artículos y cuentos que publicaba bajo seudónimo en varios periódicos madrileño, publicó su primer trabajo, el cuento Las brujas del compromiso. Para aumentar sus ingresos, trabajaba como mancebo de botica, oficio que conocía.
Política
Compartió su vocación de escritor con su vocación política y las actividades revolucionarias con grupos de obreros anarquistas. Pero su padre José Sender fue a Madrid y le sacó de esa vida a su precoz hijo obligándole legalmente a volver a Huesca, ya que era menor de edad. En Huesca se consagró entonces a la dirección de un diario, La Tierra, que formaba parte de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón.
Guerra de Marruecos
Al cumplir los 21 años en 1922 tuvo que ingresar en el ejército, donde llegó ser alférez de complemento y participó en la Guerra de Marruecos entre 1922 y 1924.
Periodismo
Al regresar de Marruecos, ingresó en la redacción del prestigioso diario El Sol como redactor y corrector, allí trabajó desde 1924 a 1930. Se hizo un periodista y escritor muy cotizado y sus novelas, especialmente Imán, basada en la guerra de Marruecos, fueron traducidas a varias lenguas, y se hicieron grandes tiradas.En el Ateneo, participó en las numerosas tertulias que allí se realizaban y conoció y fue conocido por todos los intelectuales asiduos del Ateneo.Colaboró además en los periódicos anarquistas de la época como el diario cenetista Solidaridad Obrera, de Barcelona y La Libertad de Madrid. Intervino en revueltas anarquistas, lo que le llegó a costar ingresar en la Cárcel Modelo de Madrid en 1927 a los 26 años por sus actividades contra la Dictadura del general Primo de Rivera.
La Segunda República
A fines de 1933 estuvo algunos meses en Rusia y Alemania. En este periodo y hasta la Guerra Civil Española (1936) se mostraba decepcionado por la falta de sentido de organización de los anarquistas.En 1933, fue enviado por el periódico La Libertad, para investigar acerca de la sangrienta represión policial de la insurrección campesina de Casas Viejas (Cádiz). Publicó excelentes crónicas de sus investigaciones y sus trabajos fueron publicados en los libros Casas Viejas(1933) y Viaje a la aldea del crimen (1934).En 1935 obtuvo el Premio Nacional de Literatura por su novela Mr. Witt en el cantón.
Guerra Civil (1936/39)
La Guerra Civil le sorprendió veraneando con su familia en San Rafael (Segovia), Al ocupar los golpìstas esta zona, decidieron separarse: su mujer e hijos se fueron a Zamora con la familia de ella, y él atravesó el frente y se incorporó como soldado a una columna republicana que llegaba de Madrid a la Sierra de Guadarrama.En el mes de octubre los golpistas fusilaron a su mujer en Zamora, al no poderle apresar a él. Al quedar sus hijos desamparados en zona franquista, ya en 1937, pasó a Francia y los recuperó en Bayona por medio de la Cruz Roja Internacional.Los dejó en Pau al amparo de dos muchachas aragonesas y marchó a Barcelona, pidiendo que le enviaran al frente de Aragón, en el río Segre, con las tropas anarquistas de la CNT, pero los comunistas desconfiaban de Sender y no se lo permitieron.Cuando Sender tuvo conocimiento de la muerte de Amparo se apartó del ejército, marchó a Barcelona y desde allí consiguió viajar a Francia para estar con sus hijos.
Exiliado
El gobierno republicano lo envió a Estados Unidos a dar una serie de conferencias en universidades y otros centros para presentar la causa de la República. Luego se le encargó la fundación en París de una revista de propaganda de guerra titulada La Voz de Madrid y ya no regresó.Estuvo malviviendo en Orsay, cerca de París, y aunque ofreció varias veces sus servicios a los comunistas, éstos ya no contaron con él; cuando Barcelona cayó en poder de Franco decidió exiliarse con sus hijos a México. En México vivió hasta 1942.
Estancia en Estados Unidos
En 1942 se trasladó a Estados Unidos, donde fue profesor de literatura. Entre 1950 y 1954 tuvo lugar la Caza de brujas con la que el senador ultraderechista McCarthy quiso «limpiar de rojos» los EEUU. Ramón J. Sender se vio forzado a firmar un furibundo manifiesto anticomunista para no perder su empleo en la Universidad de San Diego.Sobre esta última época de su vida es reveladora la activa correspondencia que intercambió con la escritora Carmen Laforet, a quien conoció cuando ella viajó a los Estados Unidos en 1965; ahí se testimonia la grandeza y generosidad de Sender, y su difícil o imposible acomodamiento a la realidad de la vejez.
Regreso a España
Regresó a España cuando le concedieron el Premio Planeta por la novela En la vida de Ignacio Morell (1969). En aquel año, Franco había decretado una amnistía para todos los exiliados de la Guerra Civil y pasó en España largas temporadas a partir de 1976, declarando su intención de volver de nuevo para fijar ya su residencia en su país natal.En 1980 solicitó desde San Diego (California) recuperar la nacionalidad española y renunciar a su nacionalidad estadounidense, pero se puso enfermo y murió dos años después en 1982 en Estados Unidos, sin ver cumplido ese deseo.
Obra literariaRéquiem por un campesino español.jpg
Sus primeras novelas estuvieron cargadas de ideologías revolucionarias y constituyen reportajes del agitado medio social.En 1935 publicó durante unos meses una revista llamada Tensor de información literaria y de orientación comunista.Al tema de la guerra civil dedicó varias obras destacando Réquiem por un campesino español y Crónica del alba (1943), que era una novela autobiográfica.Dutrante su estancia en Estados Unidos su producción literaria aumentó considerablemente.Con la novela En la vida de Ignacio Morell, ganó el Premio Planeta en 1969 aunque no es su mejor obra, La tesis de Nancy (1969), fue una novela humorística cuya comicidad deriva del contraste entre la mentalidad y costumbres estadounidenses y la mentalidad y costumbres castizas españolas
Crítica literaria
Ramón J. Sender fue un autor de una inspiración y fecundidad torrenciales. Aunque cultivó también la lírica y el ensayo, su producción novelística es extensísima y variadísima en estructuras y géneros.Comenzó cultivando una novela-reportaje de inspiración social y procedimientos realistas; luego utilizó un tipo de narración alegórica con pretensiones unas veces satíricas, en otras ocasiones filosóficas y con frecuencia poéticas; también fundió ambos tipos de inspiración en otras obras.Luego se orientó hacia la novela histórica y el autobiografismo. Dedicó varias obras a la Guerra Civil, y otras a temas americanos.Pero el sector narrativo más importante de Sender procede de su memoria histórica. Junto a una obrita perfecta, titulada Réquiem por un campesino español, publicada en 1960, conmovedora historia de un sacerdote que quiere salvar a un joven del pueblo en los inicios de la guerra civil, destaca la serie Crónica del alba, compuesta de nueve novelas aparecida entre 1942 y 1966, autobiografía de José Garcés, personaje bajo el cual se oculta de modo transparente el propio autor. Destaca, dentro de esta serie, el primer tomo, con la evocación del mundo infantil.
Premios

  • En 1935 obtuvo el Premio Nacional de Literatura por su novela Mr. Witt en el cantón.
  • Le concedieron el Premio Planeta en 1969, por la obra “En la vida de Ignacio Morell”

Volver a la página de Inicio
Fuentes
Ramón J. Sender. Biografías y Vidas.
Ramón J. Sender. IES Ramón J. Sender
Ramón J. Sender. Juan Carlos Ara Torralba cvc.cervantes.es
Sobre Sender y su album. Antón Castro. Blogia.com
Editor: FRB