MIGUEL_LABORDETA.jpgMiguel Labordeta Subías, poeta y profesor. Nació en Zaragoza en 1921 y murió, de forma repentina, en Zaragoza en 1969, a los 48 años de edad.Fue uno de los poetas más señeros de la generación de posguerra. Participó en el movimiento renovador de la Zaragoza de postguerra (pintores abstractos del «Grupo Pórtico», escritores de «Niké» agrupados en torno a la OPI). Colaboró en diversas revistas nacionales y fundó Despacho Literario
Familia
Familia Labordeta.jpg
Familia Labordeta/

Su padre, Miguel Labordeta Palacios, era de un pequeño pueblo y había estudiado en el seminario, se instaló en Zaragoza a comienzos de la década de 1920 como catedrático de instituto. Con inquietudes políticas y culturales, fundó el colegio Santo Tomás de Aquino, laico, con internado y germen de varias generaciones de notables personalidades aragonesas.La Guerra Civil marcó profundamente su vida. Su padre fue denunciado y salvó la vida de milagro, aunque perdió su cátedra de Latín. Era el primogénito de cinco hermanos, siendo uno de ellos el cantautor, escritor y político José Antonio Labordeta. Murió soltero.
Formación
Miguel cursó sus primeras letras en el colegio de su padre y el bachillerato como alumno libre en el instituto Goya.Estuvo matriculado en la Escuela Profesional de Comercio de Zaragoza y luego se licenció en Historia en la Universidad de Zaragoza con premio extraordinario. Intentó doctorarse en Madrid pero no concluyó la tesis.
Docencia
En 1945 y durante un curso fue profesor ayudante de clases prácticas de Pedagogía e Historia de la Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de ZaragozaFue profesor en el Colegio Santo Tomás de Aquino, cuando su padre dirigía el colegio. En 1953 murió su padre y Miguel Labordeta tuvo que asumir la dirección del colegio, desarrollando una labor importante entre sus alumnos, ya iniciada por el gran pedagogo y latinista que fue su padre. Realizó numerosas excursiones por la geografía española con su alumnado, organizó conferencias y recitales poéticos en el colegio, sacó puntualmente el órgano de expresión de los colegiales, Samprasarana, que ya inició su padre con el nombre de Nuestra Revista.
Tertulias
En la tertulia del café Niké, se reunían en Zaragoza varios intelectuales y Miguel Labordeta ejercía como oficiante de la tan manida y misteriosa O.P.I. (Oficina Poética Internacional), donde hizo famosas sus pipas y el carné de ciudadano del mundo.De la OPI, nacieron las revistas literarias Orejudín, Papageno, El Coso Aragonés del Ingenio y Despacho Literario, embrión, a su vez, de la colección Poemas.Miguel escribió el llamado Manifiesto Ópico, especie de avanzada poética no exenta de corrosivo humor; Miguel trató de publicarlo, pero fue prohibido en1951.
Estilo
Miguel Labordeta es uno de los poetas más originales de la postguerra española, y de mayor potencia expresiva, con la exacerbación de su Yo, anárquico y libertario, una gran cosmovisión, marcada por el estilo inconfundible de su lenguaje en libertad, que roza desde los más ínfimos estratos coloquiales y cotidianos de la existencia hasta las más arrebatadas visiones cósmicas, en fusión de microcosmos y macrocosmos.Cultivó un estilo surrealista de lenguaje expresivo y amplios registros, elocución desbordada, verso libre y tono apocalíptico plagado de visiones cósmicas de raigambre barroca y romántica, especialmente en sus primeros tres poemarios, escritos en su juventud.A los 30 años él mismo definió su poesía como «catártica, depurativa, en que el poeta se dé por entero en holocausto verídico».
Obra poética
Sumido 25.jpg
Portada del poemario de Miguel Labordeta.

Su dedicación plena a la dirección del colegio, los problemas que tenía con la censura, y sobretodo su muerte prematura fueron las causantes de que su producción poética no sea muy extensa aunque aún quedan poemas escritos por él que permanecen inéditos.Su primer libro, Sumido 25, escrito cuando tenía 25 años, fue censurado en parte en su primera entrega y Miguel tuvo que aceptar los retoques que se le impusieron Antes de cumplir los 30 años se publicaron dos libros más, Violento idílico y Transeúnte central. Al final de su vida aparecierom Los Soliloquios (1969), que junto a Autopía (publicada póstuma en 1972), constituyen una nueva etapa de poesía más ceñida y condensada.El año de su muerte su amigo Julio Antonio Gómez Fraile fundó la colección «Fuendetodos» que comenzó su andadura con la publicación del último libro de Miguel Labordeta, Los soliloquios, y en 1972 publicó esta misma colección sus Obras completas.Algunos de sus libros fueron ilustrados, entre otros, por Santiago Lagunas, Agustín Ibarrola, Antonio Mingote, Natalio Bayo, Manuel Viola, José Orús, Salvador Victoria o Antonio Saura.
Teatro
En 1956 se estrenó en el Teatro Argensola de Zaragoza su Oficina de Horizonte única obra teatral publicada por Miguel Labordeta. En la obra se nos ponen de manifiesto todas las características del ideal de hombre que busca Labordeta. Años más tarde tendría una adaptación televisiva realizada por el director zaragozano Antonio Artero.
Legado
Tras su muerte, y en gran parte por la labor de su hermano José Antonio a través de sus recitales por pueblos y ciudades, va conociéndose lentamente la obra de este enorme poeta.Comienzan a aparecer estudios, homenajes. Es objeto de tesis universitarias. Los manuscritos que ha dejado son numerosísimos, escritos con una caligrafía críptica. Pondrán de manifiesto, si un día son publicados, la enorme riqueza poética y humana de Miguel Labordeta, el injusto olvido en que ha sido tenido, y la fuerza innovadora de su palabra poética.
Biografía
En el año 2004 apareció publicada una interesante biografía sobre su vida y obra, Miguel Labordeta. Poeta violento idílico (1921-1969), del periodista Antonio Ibáñez y editada por la Biblioteca Aragonesa de Cultura.
Volver a la página de Inicio
Fuentes
Miguel Labordeta Subías. Gran Enciclopedia Aragonesa.
Miguel Labordeta. Javier Barreiro
Editor: FRB