Retrato_Basilio_Paraiso_AHPZ.jpg
Basilio Paraíso Lasús
Basilio Paraíso Lasús
, empresario y político. Nació en Laluenga (Huesca) en 1849 y murió en Madrid en 1930 a los 80 años de edad.
Fue un regeneracionista comprometido con las clases empresariales, un firme defensor de la innovación, el desarrollo y la educación como pilares del crecimiento y de la prosperidad.
Basilio Paraíso marcó una época en la historia económica de Zaragoza. Su principal biógrafo, José García Lasaosa, ha escrito, “fue un ardiente defensor de todo lo aragonés, cuyo pasado definía como una permanente lección, no considerando admisible el descuido que en las escuelas se tenía sobre la lectura y explicación de la historia aragonesa” .

Familia
Era hijo de un maestro. Tuvo hijos pero no se sabe cuantos.
Formación
Cursó estudios en los Institutos de Huesca y Zaragoza. Sin embargo hubo de abandonar los estudios por necesidades económicas. Posteriormente, aprovechando la libertad de enseñanza reconocida por la Revolución de 1868 obtuvo la licenciatura en Medicina por la Universidad de Zaragoza.
Inicios profesionales
Comenzó a trabajar en distintos oficios hasta colocarse como escribano de actuaciones en el Juzgado del Pilar de Zaragoza.
La Veneciana
La-Veneciana-1897.jpg
Boceto de la fachada de la fábrica de espejos "La Veneciana" 1897

No llegó a ejercer de médico, porque pronto quedó deslumbrado por lo que suponía la moderna industria del vidrio, espejos y cristales. Su empresa “La Veneciana” que había fundado en 1876 con Tomás Colandrea fue pionera en España en producir esos productos con modernas técnicas que aprendió en viajes que hizo a Burdeos y Bruselas y aprendió también las estrategias comerciales de esos productos.La empresa alcanzó en poco tiempo una gran expansión en toda España y estuvo vinculada a la empresa francesa Saint-Gobain, que le proporcionaba asistencia técnica. Hacia 1920 trasladaron su sede a Madrid, con nuevos sistemas de fabricación y grandes exportaciones a Portugal y Marruecos y además de la fábrica de Zaragoza surgieron las de Sevilla, Madrid, Pamplona y Murcia. Ese es su principal legado empresarial propio.
Otras iniciativas
Su agudo sentido para los negocios y un certero instinto le llevó a hacerse accionista de las compañías Tranvías de Zaragoza, Compañía Aragonesa de Minas y Banco de Aragón. Participó en la creación del diario republicano Heraldo de Aragón en 1895.Fue presidente de la Cámara Oficial de Comercio e Industria (1893-1919).En la década de 1920, ya en Madrid, continuó desarrollando una notable labor, principalmente en la dirección del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, industria y Navegación, y como vocal del Consejo Superior Ferroviario.
Política
Fue militante del partido republicano progresista, aunque al final de su vida fue diputado liberal en varias legislaturas, también fue concejal del Ayuntamiento de Zaragoza y senador vitalicio.
Exposición Internacional Hispano-Francesa 1908
Fue impulsor y presidente de la Exposición Internacional Hispano-Francesa conmemorativa del I Centenario de los Sitios que se celebró en Zaragoza en 1908.La destacada participación de Paraíso en la organización de este certamen fue premiada por la corporación municipal con su nombramiento como hijo adoptivo de la ciudad de Zaragoza, siendo designado paralelamente por el gobierno de la nación como senador vitalicio.
Primera Guerra Mundial (1914-1918)
Ante las consecuencias económicas de la Primera Guerra Mundial, su biógrafo Valenzuela escribe, “se apresuró, en aquellos primeros días de agosto de 1914 en que parecía arder el mundo por sus cuatro costados, a convocar a la Cámara de Comercio de Zaragoza, y de este organismo salió el primer voto por la neutralidad española. Fue aquélla la demanda inicial que reclamó nuestro alejamiento de la conflagración mundial y que luego fue secundada por la opinión y observada forzosamente por los gobiernos, lo que salvó a nuestra nación de una ruina cierta y fatal”
Cargos políticos
En 1916, fue nombrado por el Conde de Romanones presidente del comité ejecutivo de la Junta Central de Subsistencias, la cual regulaba la producción, el nivel y el precio, en el comercio, pero dimitió en 1917 a causa de divergencias con el propio Gobierno.
Divulgación
Escribió numerosos artículos y colaboraciones en la prensa madrileña.
Reconocimientos honoríficos
Plaza_de_Basilio_Paraíso_(Zaragoza).jpg
Plaza de Basilio Paraíso (Zaragoza). Foto: Estudio Eire Commons


  • Fue miembro de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y del Ateneo de Zaragoza el cual presidió entre 1889 y 1991.
  • Obtuvo el insigne privilegio de ser condecorado con la Legión de Honor (se trata de la condecoración francesa más prestigiosa) con ocasión de la Exposición Hispano-Francesa.
  • Rechazó ser nombrado por el Rey Marqués del Ebro, aunque no la Gran Cruz de Carlos III.
  • Hijo adoptivo de la ciudad de Zaragoza
  • Medalla del Trabajo en 1924.
  • Lleva su nombre una de las plazas más importantes de la ciudad de Zaragoza. Aunque en vida rehusó este honor, se colocó un busto en 1935 a la muerte de su hijo.

Volver a la página de Inicio
Fuentes
Basilio Paraíso. Eloy Fernández Clemente, “120 años de historia de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza”
Basilio Paraíso Gran Enciclopedia Aragonesa.
Editor: FRB