Valentín Carderera, pintado pro Madrazo..jpg
Valentín Carderera, pintado pro Madrazo.
Valentín Carderera y Solano,
pintor, coleccionista, profesor, escritor y académico. Nació en Huesca en 1796 y murió en Madrid en 1880 a los 84 años de edad.
Fue un divulgador de las artes. Obtuvo el reconocimiento de ser nombrado pintor de cámara de la reina Isabel II. Fue un gran estudioso del mundo medieval y entusiasta revalorizador de la obra de Goya, fundamentalmente de sus grabados.
Familia
Formación
Cursó estudios en el Seminario y en la Universidad Sertoriana de Huesca y, posteriormente, el general José de Palafox le envió al taller de Buenaventura Salesa en Zaragoza. En 1816 se trasladó a Madrid para continuar su aprendizaje con Maella y con Madrazo. Marchó luego a Roma en 1822 becado por el duque de Villahermosa. Su estancia en Italia se alargó por un periodo de nueve años, durante los cuales recorrió ese país, tomando apuntes a lápiz y realizando acuarelas que formarán después una amplia colección de álbumes En Italia entró en contacto con el Romanticismo, de cuya estética fue uno de los impulsores al regresar a España.
Docencia
Enseñó Teoría e Historia de las Bellas Artes en la Academia de San Fernando.
Inicios profesionales
Desde muy joven se interesó por el coleccionismo de antigüedades, libros valiosos y obras artísticas, en especial grabados, estampas y pinturas.
Pintura
Fue un pintor de formación académica y neoclásica, que evolucionó hacia un romanticismo temprano. Aunque su producción abarca todos los géneros pictóricos, destacó fundamentalmente su labor como retratista, y fue nombrado pintor honorario de cámara de Isabel II. Él se consideraba mejor crítico e historiador del arte que pintor.Su obra fundamental, fue “Iconografía española” (1855 y 1864), publicada en español y francés, y fue uno de los primeros repertorios de efigies de personajes ilustres de los siglos XI al XVII. Para poder costear la edición de esta obra tuvo que endeudarse y vender a la Biblioteca Nacional de Madrid su extraordinaria colección de estampas.
Aristócrta española Carderera.jpg
Aristócrta española. Carderera

Retratos
Los retratos son lo más abundante de su producción pictórica. Casi todos los hizo entre 1830 y 1860. Como pintor de Cámara de la Reina Isabel II, la retrató en varias ocasiones. En los retratos de personajes de la nobleza, partió del Neoclasicismo de José Madrazo y se vinculó tenuemente al Romanticismo.En los retratos de personajes íntimos de familiares, se preocupó más en profundizar en el carácter de los retratados.Muchos retratos fueron más resultado del compromiso social que del interés mostrado por Carderera. Llegó a coleccionar cerca de 400 retratos al óleo, algunos de ellos muy valiosos. Conocía las mejores colecciones europeas de retratos y muchas españolas.
Coleccionista
El coleccionismo, fue su verdadera pasión. Sus pinturas, dibujos, grabados, libros raros e incunables, cerámicas, esmaltes, marfiles, telas y brocados antiguos, consti­tuyeron una visita inexcusable para los artistas en busca de documentación y un placer para los entendidos.
Escritor
Como escritor publicó artículos en las principales revistas culturales de su época: “España ­Artística y Monumental”, “El Liceo Artístico y Literario”, “El Museo Universal”, “El Artista” así como en la francesa “Gazette des Beaux-Arts”. También editó los “Discursos practicables del nobilísimo arte de la pintura” de Jusepe Martínez (1866).
Tareas académicas
- Fue el encargado de la selección y colocación de las obras para el Museo de la Trinidad,- En 1848 fue nombrado para suplir al director del Museo Real de Pintura y Escultura.- En 1836 fue comisionado por el gobierno español para inventariar los monasterios desamortizados de las provincias de Valladolid, Burgos, Palencia y Salamanca.- En 1850, el Real Patrimonio le encargó el proyecto de restauración de los Reales Alcázares de Sevilla.
Mecenas
Realizó diversas donaciones a instituciones como el Museo del Prado, la Biblioteca Nacional o la Academia de Bellas Artes de San Fernando, el amor hacia su tierra natal quedó de manifiesto en el legado que hizo para la creación del Museo Provincial de Huesca con sede en el edificio de la antigua Universidad Sertoriana.El Prado conserva una magnífica colección de dibujos de este autor, que en su mayoría pertenecen a dos álbumes y dos cuadernos que ingresaron en el Museo en 2005.
Goya
Fue en el siglo XIX el mejor conocedor y divulgador de Francisco de Goya. No sólo asimiló y reprodujo en algunos cuadros su técnica, sino que coleccionó y divulgó sus series de dibujos, grabados y litografías. Dedicó mucho tiempo y dinero para hacerse con estas colecciones, comprando incluso a Mariano Goya (hijo) en 1859, parte de la producción litográfica de su padre. En las páginas de “El Artista” apareció un artículo suyo en 1835 que significó la primera biografía en español del ilustre pintor aragonés.Orencio Pacareo, en una conferencia dada en Zaragoza en 1928, con motivo del centenario de la muerte del pintor de Fuendetodos, agradecía la ingente labor de recopilación hecha por Valentín Carderera, imprescindible para estudiar a fondo a Goya.
Exposiciones
Concurrió a las exposiciones internacionales de París en 1855 y de Londres, en 1862.
Academias
Fue miembro de la Real Academia de San Fernando y de la Real Academia de la Historia.
Fuentes

Esta biografía se ha confeccionado a partir de las reseñas biográficas que existen del personaje en Internet.