Autorretrato de Mariano Barbasan.jpg
Autorretrato de Mariano Barbasan
Mariano Barbasán Lagueruela
, pintor y académico. Nació en Zaragoza en 1864 y murió en Zaragoza en 1924 a los 60 años de edad.
Fue una figura clave de la pintura aragonesa de finales del siglo XIX y principios del XX. Su estilo destacó por un esplendoroso colorido y sensitiva luminosidad, logrados mediante una técnica de pincelada abreviada y de pequeños toques de color, derivada del estilo de Fortuny y de los macchiaiuoli y preimpresionistas italianos.
Familia
Tuvo al menos un hijo
Formación
De joven estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos (Valencia), donde trabó amistad con Joaquín Sorolla y Salvador Abril, que también se formaron en la Academia valenciana.
Inicios profesionales artísticos
Al acabar los estudios se trasladó a Madrid para conocer las colecciones del Museo del Prado y para realizar frecuentes viajes a Toledo, donde pintó algunas escenas de género de ambientación histórica y presentó a la Exposición Nacional el cuadro “Noche de Walpurgis de Fausto”.
Estancia en Italia
En 1889, fue pensionado por la Diputación Provincial de Zaragoza, gracias a su obra “José explicando el sueño del copero en el palacio del Faraón” y se trasladó a Roma. Permaneció en Italia más de treinta años, desarrollando una intensa actividad artística. De 1892 es el cuadro “Café árabe”, un retrato colectivo de gran valor documental de los pintores españoles que por entonces había en Roma disfrazados de árabes para un carnaval. A partir de 1892, comenzó a frecuentar el pueblecito de Anticoli Corrado, próximo a Roma, y a desarrollar un gusto por el paisaje costumbrista.
El sueño de Jose´Mariano Barbasán.JPG
El sueño de Jose´. Mariano Barbasán. Commons

Obra
Aunque pintó inicialmente alguna obra de carácter histórico (Pedro III en el collado de las Panizas), enviada a la Diputación de Zaragoza en 1891, cultivó sobre todo la pintura de paisaje y escenas de la vida rural. Se encuentra representado en el Museo del Prado y en la Dipu­tación Provincial de Zaragoza.
Relevancia
Su pintura adquirió una temprana difusión en Europa merced a la intervención de marchantes ingleses y alemanes, así como por sus repetidas exposiciones en Berlín, Munich y Viena. Sin embargo, su obra fue poco conocida en España, ya que salvo una temprana participación en la Exposición Nacional de 1887, no volverá a exponer hasta su regreso definitivo a Zaragoza, donde celebró en 1923 una muestra antológica en el Centro mercantil, y otra, póstuma, en 1925 en el Museo de Arte Moderno de Madrid, seguidas, en años sucesivos, de otras retrospectivas, organizadas por su hijo Mariano Barbasán Lucaferri
Academia
Ocupó un asiento en la Academia de Bellas Artes de San Luis (Zaragoza), vacante por la muerte del pintor Francisco Pradilla.
Volver a la página de Inicio

Fuentes
Esta biografía se ha confeccionado a partir de las reseñas biográficas que existen del personaje en Internet.Editor: FRB