Leandro Navarro Pérez, ingeniero agrónomo, catedrático, investigador, fotógrafo y cineasta. Nació en Tarazona (Zaragoza) en 1861 y murió en Madrid en 1928 a los 67 años de edad.Sus biógrafos afirman que desarrolló una intensa actividad científica en beneficio de las gentes del campo, que fue muy “provechosa” para la agricultura española, en el combate que tuvo contra todo tipo de plagas que asolaban los campos y destruían las cosechas.
Familia
Era hijo de Nicolás Navarro Ruiz y de Mauricia Pérez Santas. Tuvo dos hermanos: uno de ellos Félix Navarro Pérez, fue un ilustre arquitecto que dejó importantes obras en Zaragoza y Barcelona, y otro llamado Pío del que no se tienen datos. Estuvo casado con María Benet Coromina. Fueron padres del comediógrafo Leandro Navarro Bonet.
Formación.
Realizó sus primeros estudios en Tarazona y los siguió después en Zaragoza. Luego formó parte de la promoción de 1886 de la Escuela Especial de Ingenieros Agrónomos de Madrid, dependiente del entonces llamado Instituto Agrícola de Alfonso XII.
Docencia
En 1896 fue designado profesor auxiliar de Patología vegetal en la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Madrid. En 1897 ocupó la cátedra de Patología vegetal, que llevaba aneja la dirección de la Estación de Patología Vegetal de la Moncloa.La Estación había sido creada en 1888 por el entonces ministro José Canalejas y estaba dedicada al estudio de las enfermedades que afectan al mundo vegetal.
Trayectoria profesional
En 1892 fue destinado a la Estación Enológica de Alicante donde estuvo sólo cuatro años. A la categoría de Ingeniero Inspector ascendió en 1924, pasando a prestar sus servicios en el Consejo Agronómico, continuando en el puesto hasta su fallecimiento en 1928.
Relevancia
Los resultados que más repercusión tuvieron, de sus investigaciones, fueron los obtenidos en la lucha contra el arañuelo, una plaga que asolaba los olivares del centro de la Península, provocando la pérdida continuada de las cosechas.Leandro Navarro está considerado “el afortunado inventor del procedimiento que con tan feliz suceso se empleaba contra la plaga”. Se trataba de la fumigación de los olivos con gas cianhídrico, que se experimentó por vez primera en Mora de Toledo en 1912. Tres años más tarde, este método se encontraba extendido por toda la península, llegando a emplearse hasta en Portugal e Italia.Enfermedades del olivo.jpg
Publicaciones y divulgación
Comenzó su labor difusora de los problemas fitopatológicos en publicaciones de máximo prestigio en su época, como la “Revista Agrícola de la Asociación de Ingenieros Agrónomos” o el “Boletín de Agricultura Técnica y Económica”.Desde 1897, colaboró constantemente con “El Progreso Agrícola y Pecuario”, donde era el encargado de la resolución de las consultas de los lectores sobre patología vegetal.Su primera obra de carácter científico fue la titulada “Memoria relativa a las enfermedades del olivo”(1898) realizada por encargo del Ateneo y Sociedad de Excursiones de Sevilla, que marcó el comienzo de una activa época de estudios y campañas para luchar contra las plagas del olivo, hasta el punto de publicar más de treinta trabajos sobre el tema. Fue en este campo donde obtuvo sus mayores éxitos, que le proporcionaron un sobresaliente reconocimiento popular.Por encargo del Ministerio de Fomento publicó “Las enfermedades de los cáñamos en el término municipal de Cehegín en Murcia” y dos libros sobre sus trabajos en Mora: La plaga de los olivares, sobre su actuación en 1907-1908 para erradicar los insectos que dañaban el olivo, y Fumigación con el ácido cianhídrico (1912), donde describe dicho procedimiento.Pronunció numerosas conferencias por todos los rincones de España, llegando incluso a realizar demostraciones públicas entre los agricultores. Destacan las disertaciones sobre las enfermedades del naranjo y de las cochinillas de la huerta de Valencia, la lagarta de las encinas en Salamanca y Andalucía, el arañuelo del olivo, las plagas de langosta, la procesionaria de los pinos y de los cedros, las uvas de embarque de Almería y la caprificación de los higos.
Fotógrafo y cineasta
Fotógrafo aficionado, hacia 1912 comenzó su producción cinematográfica sobre entomología agrícola, de la que solo se conserva “Fumigación de los olivos por medio del gas cianhídrico.Se han perdido los manuscritos de su Cinematografía elemental aplicada a la enseñanza de las ciencias, y especialmente a la agronómica y de su Técnica micrográfica aplicada a la agricultura.
Reconocimientos honoríficos
  • Fue nombrado Hijo Adoptivo de Mora de Toledo y le dedicaron una calle y una placa, “como muestra perenne del agradecimiento de la población al salvador de su riqueza olivarera”.
  • También fue nombrado Hijo Predilecto de Tarazona.


Volver a la página de Inicio


Fuentes
Esta biografía se ha confeccionado a partir de las reseñas biográficas que existen del personaje en Internet.
Editor: FRB