Vista_frontal_de_la_Santa_Capilla_del_Pilar.jpg
Capilla de Nuestra Señora del Pilar. Grabado de 1805.
José Ramírez de Arellano
, escultor y arquitecto del Barroco. Nació en Baells (Huesca) hacia 1705 y murió en Zaragoza en 1770 a los 65 años de edad.
Fue el escultor, arquitecto de retablos y decorador aragonés más importante del siglo XVIII. Su estilo fue de transición entre el barroco y el neoclásico.
Familia
Perteneció a una saga familiar de escultores y pintores. Su padre, Juan Ramírez Mejandre, fundó la primera Academia de Dibujo de Aragón, que fue el centro de formación académico más importante de Aragón hasta la creación de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis. Su hermano Manuel fue un reconocido escultor y su hermano Juan fue pìntor, una hermana que tuvo fue monja. Pasados los 50 años de edad, se casó con Micaela de Diego y las Heras con la que tuvo cinco hijos de los cuales fallecieron dos a edad temprana.
Formación
Amparado en el taller familiar hasta la muerte de su padre en 1739, José fue asimilando paulatinamente sus enseñanzas y las de todos aquellos profesores que acudían a dar clases a la Academia de Dibujo.
Docencia
Fue director de la primera Academia de Dibujo de Aragón, fundada en 1714, donde contó con la colaboración de destacados artistas de Zaragoza, como José Luzán que fue profesor de Goya en su primer aprendizaje.
Estilo
Lo más característico de su imaginería es el tratamiento de paños, en donde destacan las quebraduras y aristas de las telas que dan lugar a acartonamientos; los pliegues en ángulo diedro a la altura de las rodillas de sus figuras en contraposto, en los cuales priman las poses grandilocuentes de brazos en diagonal y amplios mantos envolventes y unas túnicas que en su base sirven de soporte material del cuerpo.En su conjunto los personajes masculinos de Ramírez alcanzan cotas de calidad más elevadas, hay que añadir el de coros celestiales con ángeles y encantadores putti muy abundantes en grupos escultóricos, arquitecturas de retablos y relieves.
Templo del Pilar
Entre 1754 y 1765 fue director adjunto de las obras que dirigiera el arquitecto real Ventura Rodríguez en el templo del Pilar external image vervoz.gif de Zaragoza, especialmente en torno a la Santa Capilla.Trabajó además en la decoración del templo, realizando los espléndidos altares de mármol de Carrara del Pilar (putti de las enjutas), la Venida de la Virgen, y Santiago y los Siete Convertidos, además de 16 puertas de nogal, cuya fina labor de talla cobija letanías dedicadas a María, las cuatro pechinas con altorrelieves de ángeles mancebos músicos en estuco, y en ese mismo material dieciséis figuras de santos y coros angélicos que adornan la fachada exterior meridional y occidental del «Angélico Recinto», en colaboración con Manuel Álvarez (fachada oriental) y Carlos Salas (norte).
Otras obras
Retablo.JPG
Retablo del convento de Santa Clara de Borja: Foto: Enrique Lacleta (c)

Después de la muerte de su padre en 1739 el taller familiar siguió realizando distintos retablos escultóricos con destino a iglesias y conventos de Zaragoza. La primera obra original de José Ramírez de Arellano fue el retablo de Santo Tomás de Aquino de la iglesia de las Escuelas Pías de Zaragoza, (1740), y se pueden citar muchas otras, como por ejemplo el San Nicolás (1742) de la serie que actualmente se puede contemplar en la iglesia de San Gil. También se encuentra obra religiosa de su taller dispersa por toda la región.Realizó diversos ornamentos para el Palacio Real de Madrid, y la colaboración en el retablo mayor del convento de San Lorenzo Justiniano de Cuenca.
Academias
«Académico de Mérito por Escultura» de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 1758
Reconocimientos honoríficos
En 1740 fue nombrado Escultor del Rey
Volver a la página de Inicio

Fuentes
Los Ramírez Gran Enciclopedia de AragónEditor: FRB