Heranndo de Aragón.jpg
ÓLeo de Hernando de Aragón
Hernando de Aragón y Gurrea
, religioso, humanista, historiador y político. Nació en Zaragoza en 1498 y murió en Zaragoza en 1575 a los 76 años de edad.
Fue Arzobispo de Zaragoza y Virrey de Aragón. Sintió la vocación religiosa y se comportó como prelado en sentido espiritual por su carácter, austero, prudente y comprometido. Destacó además por ser un extraordinario mecenas que vigorizó la educación y el arte del reino de Aragón durante su larga etapa como arzobispo que fue de 1539 a 1575.
Familia
Era hijo del arzobispo Alonso de Aragón y de Ana de Gurrea y nieto bastardo de Fernando II el Católico. Tuvo un hijo con María Jiménez Cerdán, Pedro, señor de Ballobar, origen de la familia Quinto-Ballobar. Hernando fue el último de los miembros de la casa real aragonesa que ocupó el arzobispado de Zaragoza.
Formación
Fue educado en la corte de su abuelo, Fernando II, para la milicia, pero a los 24 años se retiró de la vida militar y se hizo monje cisterciense, ingresando en el monasterio de Nuestra Señora de Piedra para seguir su vocación religiosa y donde se ordenó en 1525. Durante los siguientes años, Hernando vivió como un monje más en el cenobio de Piedra, donde se dedicó a las labores monacales y, especialmente, a la lectura de los muchos volúmenes que engalanaban la biblioteca del monasterio.
Cargos religiosos
En 1535 el emperador Carlos I lo promovió como abad del Monasterio de Veruela, siendo además elevado al rango de Visitador General de la Orden del Císter, llevando a cabo una importante labor de reforma.
Arzobispo de Zaragoza
En 1539 fue nombrado arzobispo de Zaragoza. En el terreno eclesiástico, de todos los arzobispos pertenecientes a la casa real de Aragón, fue el más sobresaliente, porque llevó a cabo importantes reformas en la archidiócesis y en 1565 convocó un concilio provincial donde fueron publicados los decretos de Trento.
Virrey de Aragón
A pesar de su gran dedicación a los asuntos eclesiásticos, ostentó importantes cargos políticos que desempeñó con gran brillantez. Carlos I le hizo diputado, y Felipe II en 1566, le nombró virrey de Aragón.Durante su mandato, intentó mediar y poner calma en los diversos conflictos existentes entre diputación, Inquisición y monarquía, aunque bien es cierto que recibió nula colaboración por lo enconadas que se hallaban ya las relaciones. Intentó también reprimir el bandolerismo, problema endémico del reino de Aragón, y reprimió con dureza una invasión de hugonotes desde el vecino condado de Bearne, en el año 1569.
Mecenas
Cartuja Aula Dei.jpg
La Real Cartuja de Santa María de Aula Dei

Fue un gran mecenas de las artes en el Reino de Aragón durante el siglo XVI, mejorando mucho el templo de La Seo de Zaragoza, iniciando una galería de retratos de prelados, ayudando a la construcción del monasterio de San Lamberto, reformando el palacio arzobispal y ordenando la construcción en La Seo de la capilla de San Bernardo, que dispuso para su enterramiento .Propuso igualmente la idea original para la construcción de la Lonja de Zaragoza y mandó edificar la Cartuja del Aula Dei.
Educación
La reforma más importante, aconteció en la educación. La universidad de Zaragoza, estaba sumida en una larga atonía desde su fundación en 1474, pero comenzó a tener momentos de gloria, cuando Hernando de Aragón ordenó que en todas las escuelas elementales y catedralicias se hiciese una buena educación letrada y que la escolarización fuese obligatoria, por lo que, al poco tiempo, desde todos los rincones del reino comenzaron a llegar estudiantes a las aulas universitarias.Hernando de Aragón, además, se entendió a la perfección con el prior de la institución, Pedro Cerbuna, lo que hizo posible que docentes de gran prestigio, aceptasen enseñar en la universidad zaragozana, con el consiguiente aumento de prestigio del centro universitario.
Historiador
Como historiador destacó como cronista del reino de Aragón. La obra más importante de todas ellas es la Historia de los Serenísimos Reyes de Aragón, en que retaza a grandes rasgos una biografía de cada monarca hasta Felipe II.
Otras obras historiográficas destacadas son lasHistorias y catálogos de dignidades seglares y eclesiásticas de Aragón, así como el inestimableCatálogo de los obispos y arçobispos deÇaragoça desde el año de 225 hasta el de 1575.El erudito aragonés Félix Latassa también señala entre las obras de Hernando de Aragón unNobiliario de las casas principales de España, así como un proyecto deCatálogo de Antigüedades de Zaragoza, para asentar más el perfil de humanista erudito y culto que tuvo Hernando de Aragón.

Reconocimentos
Los elogios que recogió entre sus contemporáneos pueden observarse en las obras literarias de Diego de Espés autor de una Historia de los arzobispos de Zaragoza, o en las Alteraciones populares de Zaragoza de Bartolomé Leonardo de Argensola.
Volver a la página de Inicio
Fuentes
Hernando de Aragón. Gran Enciclopedia Aragonesa.
Hernando de Aragón. Óscar Perea Rodríguez. Mcnbiografías.com
Editor: FRB