piquer_arrufat_andres.jpg
Retrato de Andrés Piquer Arrufat con su firma.
Andrés Piquer Arrufat
, médico, filósofo, catedrático y académico. Nació en Fórnoles (Teruel) en 1711 y murió en Madrid en 1772 a los 70 años de edad.
Andrés Piquer es una de las personalidades claves para entender la situación de la Medicina española del siglo XVIII y los intentos más serios de renovación. En la Historia de la Psiquiatría, se le recuerda porque tradicionalmente se le atribuye el haber sido el primero en describir lo que más tarde se llamaría psicosis maníaco-depresiva, y hoy conocemos como Trastorno bipolar .Escribió en latín y castellano. Como filósofo y médico tendía al eclecticismo y se situó en un término medio entre el hipocratismo y la medicina experimental. Una constante en sus obras fue su preocupación pedagógica.
Familia
Andrés era hijo de padre aragonés y su madre era natural de Herbers, un pueblecito de la provincia de Castellón situado en la divisoria de Aragón con la Comunidad Valenciana.

Formación

Cursó estudios secundarios en el convento hoy derruido de la Orden de los Mínimos, el convento de la Virgen de Gracia. Ese convento estaba a dos horas caminando, como se desplazaba Andrés, entre Fórnoles y La Fresneda en medio del campo.
Posteriormente se trasladó a Valencia, donde ya vivía un hermano suyo, en cuya Universidad se licenció, en 1734, en Filosofía y Medicina. Allí le influyeron sobremanera los catedráticos Juan Bautista Longás y Antonio García Cervera que fueron quienes encabezaron la renovación pedagógica de la enseñanza de la medicina en aquella Universidad.

Inicios profesionales
Recién graduado, Piquer participó en varias oposiciones a plazas del Hospital General de Valencia y a cátedras médicas de su universidad. No tuvo éxito de momento, aunque la brillantez de sus estudios, contribuyó a ir afianzando su prestigio profesional, lo que también acrecentó la publicación de su primer libro, titulado Medicina vetus et nova (1735). Esto le valió para ser nombrado oficialmente para el estudio de problemas sanitarios de la ciudad y otros lugares.
Acceso a la Cátedra
En 1741, Piquer entabló una gran amistad y fue asesorado en muchos aspectos por el gran erudito valenciano Gregorio Mayáns y Siscar, una de las figuras centrales de la Ilustración valenciana. Mayáns influyó notablemente en Piquer, sobre todo en su formación humanística y filosófica.Gracias a sus brillantes actuaciones en 1742 consiguió la cátedra de anatomía de la Universidad de Valencia y poco después plaza de médico titular en el Hospital General de Valencia. En su cátedra dio gran importancia a la disección, así como a la indagación microscópica con la publicación de Thesis medico-anatomicae. Durante los nueve años que ocupó la cátedra de anatomía valenciana, Piquer prestó gran atención a la enseñanza práctica, de acuerdo con la tradición de la escuela valenciana.
Academias
En 1742 entró a formar parte de la Academia Valenciana, recién fundada por Gregorio Mayans.
Médico de la Corte
A finales de 1751, Piquer marchó a Madrid como médico de cámara supernumerario de Fernando VI, Asistió al depresivo rey y a la reina Bárbara de Braganza. En su Discurso sobre la enfermedad del Rey nuestro señor Fernando VI se puede apreciar una gran rigurosidad en la observación de las enfermedades mentales.En la Historia de la Psiquiatría se le recuerda porque tradicionalmente se le atribuye el haber sido el primero en describir lo que más tarde se llamaría psicosis maníaco-depresiva, y hoy conocemos como trastorno bipolar.
Académico
El ascenso de Piquer fue muy rápido y en 1752 fue designado vicepresidente de la Real Academia Médico-Matritense y entró a formar parte del tribunal del Protomedicato.A lo largo de las dos décadas siguientes desplegó una notable actividad en ambas instituciones, de la que destacaremos los discursos que pronunció en la academia sobre los sistemas médicos (1752, 1768 y 1770), la tradición médica española (1761) y la historia de la medicina árabe (1770), así como sus informes desde el Protomedicato en torno a la inoculación de las viruelas (1757) y la reforma de la enseñanza médica (1767 y 1768).
Otras publicacionesFísica.jpg
En 1745 publicó el primer volumen de su Física moderna, racional y experimental en el que ocupó de diversos temas, como por ejemplo de los fósiles, a los que llamaba 'piedras figuradas', salió al paso de la explicación más creacionista de su época (vis plastica), para afirmar que se trataba de petrificaciones de seres vivos o de algunas de sus partes.Poco después editó un folleto para defender su Física de los ataques que recibió. En 1747 publicó Lógica moderna y en 1751, Tratado de calenturas. En 1762 publicó Institutiones medicae ad usum Scholae Valentinae y, en1766 Praxis medica.
Crítica literaria
Escribió en latín y castellano. Como filósofo y médico tendía al eclecticismo y se situó en un término medio entre el hipocratismo y la medicina experimental.Conocía perfectamente la Escolástica pero le seducían también las novedades extranjeras de la Ilustración y al cabo se mostró como uno de los principales exponentes de los Novatores en la temprana ilustración española. Tradujo al castellano en tres tomos la obra de Hipócrates con el texto griego y su versión latina (1757-1770).Física moderna racional y experimental (1745) es el primer libro sobre esta materia publicado en lengua española. El móvil que le condujo a escribir la Física fue la falta de preparación de los escolares en lo que se refería a Física moderna, y su intento de ofrecer conocimientos físicos útiles a los estudiantes de Medicina. Los supuestos de la obra son totalmente modernos, y así afirmó que «la Física es una ciencia racional; la experiencia es su principal fundamento».
Legado
Trece años después de la muerte de Piquer, su hijo, por recomendación y con la ayuda de Mayáns, publicó, con el título de Obras póstumas, diez de sus textos inéditos, precedidos de una biografía.Con la excepción de una historia clínica, son dictámenes y discursos correspondientes a la última etapa de su vida. Entre ellos se encuentran los titulados De Hispanorum Medicina instauranda oratio y Discurso sobre la medicina de los árabes. La primera es una defensa de la importancia de la medicina española del Renacimiento, en la línea que fue propia de la Ilustración en nuestro país. El segundo, aunque está principalmente dedicado a los autores hispanoárabes, tiene una orientación cercana a la llamada "historia pragmática de la medicina".
Volver a la página de Inicio
Fuentes
Andrés Piquer Arrufat Víctor Navarro Brotons y José María López Piñero. MCN Biografías
Andrés Piquer Arrufat. Gran Enciclopedia Aragonesa
Homenaje al Dr. Andrés Piquer y Arrufat (1711-1772) en el tercer centenario de su nacimiento. Francisco Doña. Medicina Historia y Arte.
Editor: FRB